¿Cuáles son las claves para instalar un baño seguro y cómodo?

Son muchos los problemas e incomodidades que nos pueden dificultar el aseo diario: suelos resbaladizos, falta de apoyos, escalones… Y no ocuparnos apropiadamente puede llevar a situaciones peligrosas para nosotros y nuestros seres queridos. Por ello, desde Saneamientos Amatriain te hemos preparado esta lista ¡Comencemos!

1. Materiales antideslizantes

El mayor peligro de los baños es que con frecuencia están mojados, por lo que un resbalón es un peligro bastante presente. Por ello, lo mejor es utilizar materiales antideslizantes y despejar el suelo de obstáculos. Estos materiales incluyen el plato de la ducha y las baldosas de todo el baño. Una alfombrilla antideslizante, es menos recomendable, ya que puede generar tropiezos.

2. Duchas adaptadas

Además del suelo resbaladizo, hay otros aspectos de la ducha que pueden originar situaciones peligrosas o incómodas. Para evitarlas podemos añadir un plato de ducha al nivel del suelo, para suprimir cualquier posibilidad de tropiezo o caída. Además, podemos añadir un asiento especial dentro de la ducha, para facilitar la tarea a aquellos que no pueden permanecer de pie de forma continua. Por último, debemos tener en cuenta la mampara, que sea esta de apertura fácil entre las que se encuentran las de puertas deslizantes sin rodamientos, puertas abatibles e infinidad de posibilidades para cada necesidad.

3. Asideros

Estos son un recurso magnífico para aquellos que necesitan un apoyo para sentarse y levantarse del inodoro o de la ducha. Les aporta independencia y soporte a la hora de usar el baño, por lo que colocarlos en estos lugares puede facilitar mucho todas las tareas que se realizan aquí

4. Muebles apropiados

Por último, pero no menos importante, debemos escoger los mejores muebles para nuestro baño. Para hacerlo debemos tener en cuenta varios aspectos. El primero es que estén a la altura de nuestras necesidades, es decir, que no haya que estirarse o agacharse para mirarse al espejo o conseguir los útiles del día a día (si los miembros de tu hogar son muy variados en alturas, te recomendamos un espejo amplio y una estantería en la que cada uno tenga las cosas a su altura).
Además, si son muebles suspendidos es más fácil limpiar por debajo sin tener obstáculos, y permiten colocarlos a la altura específica de cada cliente. Y si dispone de cajones con extracción total puedes tener a la vista y encontrar sin dificultad todo lo que necesites.

En conclusión, son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta si queremos que nuestro baño sea cómodo y seguro para nosotros y los nuestros. Esperamos que esta breve guía te haya ayudado a la hora de mejorar la seguridad y comodidad de tu baño. Si necesitas ayuda aplicando estas mejoras o quieres consultarnos algo más concreto, no dudes en contactarnos. ¡Nos vemos a la próxima!